Labels

Cortazar (1) Kanab. (1) de Cuba (1) poema (1) poema 2 (1) poema3 (1)

Wednesday, January 12, 2022

"Una envidiable puesta en escena" y los collares de Santa Juana


"Una envidiable puesta en escena" y los collares de Santa Juana

Olga L. Miranda



Ayer miraba con nostalgia prendas artesanales que tenia olvidadas en un cofre, y de pronto fijé mi atención en las semillas grisáceas de un collar, eran semillas de Santa Juana. Mi memoria me trajo el recuerdo de algo que había borrado de mi mente: los collares de Santa Juana que Fidel Castro y los rebeldes del movimiento 26 de julio pusieron de moda en Cuba cuando bajron de la Sierra. Creo que en mi casa había algunos con los que jugaba probablemente durante mi niñez. Entonces indagué un poco, encontré algunas referencias. Por ejemplo esta descripcion del momento cuando Fidel Castro toma el hotel Habana Libre: "... los collares de Santa Juana y los machetes aún bien atados a la cintura, descansaban tirados sobre los elegantes suelos de mármol del imponente vestíbulo. Nadie, ni siquiera sus más despiadados enemigos, pueden negarle al comandante un envidiable don para lograr la mejor puesta en escena."
No se han ofrecido todavía explicaciones definitivas a la pregunta de cómo fue posible que Fidel Castro pudiera acumular tanto poder, desmontar completamente las sólidas instituciones de una nación y su cultura, y vencer el dominio del país mas potente del mundo. Se han ofrecido muchos argumentos en estas seis décadas, pero el cambio real no acaba de producirse y Cuba continua arruinada cada día más. Hay algo que tal vez ha sido subestimado: el poder del performance, de los símbolos, de la iconografía "revolucionaria", de la imagen montada, del fetiche, del lenguaje manipulado, del simulacro, de la historia falseada y convertida en narrativa novelada. Todo ello crea leyendas embellecidas, mitos que sustituyen la realidad, mentiras generalizadas y creídas por todos, al punto de que un pueblo entero diga enardecido Patria o Muerte. Es decir, que ese pueblo estará dispuesto a morir en vez de luchar y exigir al gobierno el derecho de vivir digna y libremente. Hasta esas pequeñas semillas de santa Juana formaron parte del circo que narcotizó a la mayoría del pueblo de Cuba, algo así como el flautista de Hamelin con los ratoncitos.
Juana Bacallao dijo en una entrevista: "...En los 60 barbudos con collares de santa Juana: ¡divinos! y por la noche nosotras..." esa Juana si sabía que había que ser parte del circo de los guapos machitos para sobrevivir, y más siendo una mujer, y una mujer como ella, negra y del mundo de la farándula. Es evidente que "la santa Juana" conoció de cerca la otra cara de la moneda, cuando los héroes se quitaban sus collares de Santa Juana.
Por cierto, estas semillas de santa Juana tienen un significado religioso en la tradición Yoruba Ifa, se les considera con poderes protectores mágicos.
En el libro Drume Negrito de Armando Rubio Mesa se dice algo muy interesante sobre el tema. Los religiosos cubanos estaban muy preocupados por lo que pasaría con la iglesia luego de la llegada de los barbudos al poder. El autor escribe: "Las primeras imágenes en revistas, periódicos y en la television les tranquilizaron un poco..." al ver que venían con collares de Santa Juana con un crucifijo colgado del pecho e imágenes de La Virgen de la Caridad. Pensaron que eran cristianos los rebeldes, Pero eran más bien sincréticos los chicos y se convertirían en santos salvadores que desplazarían a los otros santos de sus altares y serian identificados con el Chango guerrero y valiente. En conclusión, la escena estaba servida. Toda la nueva visualidad politica que emergia de los insurrectos y su simbolismo encajaba muy bien en el imaginario popular cubano. Los héroes están perfectamente diseñados en su apariencia para crear la gran ilusión óptica revolucionaria.
También encontré un artículo sobre la relación de Fidel con la santería, donde se afirma: ""Dicen que es hijo de Oddua, por eso le hicieron Obatalá porque, de los 16 caminos de ese Orisha, Oddua es el más viejo, pero eso son solo especulaciones, porque él todo lo ha llevado en el más absoluto silencio".
Otro santero comenta: "Se dedujo que era Oddua porque en la ceremonia que recordamos que se le hizo en África había elefantes, además de las piezas que se dice que él tiene"...Imagínate si es fuerte, que Oddua es el capataz de los muertos", dice una Iyabó, "y así nos ha tenido a todos, como muertos vivientes".
No hay dudas, la revolución que lidereó Fidel estuvo conectada en sus inicios con códigos culturales reconocidos que eran parte de las tradiciones religiosas y etnicas del pueblo. Ello permitió que los rebeldes bajo el mando de Fidel Castro fueran identificados y adorados como representantes genuinos de la manera de ser y sentir del cubano. Lo cual garantizaba la confianza del pueblo y así pudieron instalarse de manera autoritaria en todas las instituciones de poder e imponer poco a poco una dictadura de corte ruso-stalinista que ya no tenia nada que ver con nuestra identidad nacional. Los collares de santa Juana y los crucifijos fueron ocultados y bien escondidos para siempre. Poco después comenzaría la cacería de brujas en contra de los que practicaran cualquier religión, fuera la católica o afrocubanas. El tiempo demostraría que todo aquel despliegue inicial de imágenes religiosas no respondía a una ideología consistente de respeto a la libertad de expresión y de religión de los cubanos.




(aquí debajo el link con el acceso a la principal fuente utilizada)

https://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/201508/07/fidel-tomo-hilton-20150804173855.html?edtn=bizkaia&fbclid=IwAR11wRjZ_1_Hj6s_dML7MtR18qsTqiW_557OJtnBtHzwSo8dmaRVSU2TeYY#vca=fixed-btn&vso=rrss&vmc=fb&vli=sociedad


"Una envidiable puesta en escena" y los collares de Santa Juana

"Una envidiable puesta en escena"  y los collares de Santa Juana Olga L. Miranda Ayer miraba con nostalgia prendas artesanales que...