Labels

Cortazar (1) Kanab. (1) de Cuba (1) poema (1) poema 2 (1) poema3 (1)

Friday, December 18, 2020

Arquímides y el destino de Cuba por Olga L. Miranda

 La famosa tesis de Arquímides siempre me hace sentir optimista: "dame un punto de apoyo y moveré al mundo". Esto parece bien simple, todo consiste en encontrar ese punto de apoyo. Por cierto, antes de seguir adelante quisiera anotar algo curioso que descubrí al contrastar la tesis en dos idiomas diferentes. En la versión traducida al inglés la cosa parece un poquito más complicada: "give me a lever long enough and a fulcrum on which to place it, and I shall move the world" (dame una palanca lo suficientemente larga y un punto de apoyo para colocarla, y moveré al mundo). Es decir, hace falta un punto de apoyo y también la palanca. Ya van dos.

Cuando aplico esta tesis, del gran matemático, físico e ingeniero griego, al dilema de un cambio en Cuba pienso que todo es cuestión de encontrar ese punto inicial y esa palanca para mover el resto. Claro, una cosa es el mundo físico y otra muy diferente la sociedad. Pero al menos me sirve como analogía, como metáfora para reflexionar.  

La relación entre, la necesidad de un cambio del sistema politico en Cuba  hacia uno democrático, inclusivo y pluralista y, la posibilidad real de lograrlo dentro de los marcos legales reales existentes parece llevar a un callejón sin salida. La pregunta en el fondo es: ¿Cuál sería ese punto de apoyo inicial, que según Arquímides es infalible, para lograr  un cambio del sistema político en Cuba? ¿Existe, se puede crear, es una combinación de las dos opciones, y cómo?

El tema de la constitución de la república, y de los marcos y derechos legales  que la ley suprema permite para disentir y  exigir cambios, se ha puesto sobre el tapete últimamente. También se debate en las redes sobre la validez del diálogo como via de negociación para lograr al menos el cese de la represión y la calumnia a los que disienten. Pero yo me pregunto, ¿qué pasó cuando se hizo el referendum en el 2019 para aprobar la nueva constitución? Pienso que en aquel momento hubo la oportunidad de decir NO, de no ir a votar, o marcar un NO en la boleta? Sin embargo, esta fue aprobada por la mayoría. 

Yo puedo adivinar la respuesta (lavado de cerebro, manipulación ideológica, miedo, fraude, los exiliados no podemos votar y somos millones, etc). Pero he estado fuera de Cuba por 15 años y no tengo la información para juzgar con fundamento. Yo creo que fue una gran oportunidad que se perdió, fue un momento de vulnerabilidad del sistema que la disidencia no aprovechó. Tal vez, la mayoría de los cubanos residentes en la isla están de acuerdo con ese sistema político, o lo prefieren frente  a la inestabilidad y la incertidumbre hacia un cambio que no se visualiza claramente. 

En un país donde no hay pluralismo politico de ninguna índole no hay mucho chance. Hace unos días leí un comentario de alguien en facebook sobre la validez del diálogo a raíz del 27 de noviembre. La persona decía: "Nelson Mandela dialogó", y eso es verdad. Mandela es uno de los hombres que más admiro. Entonces, me puse a leer sobre todo el proceso político que lo llevó al triunfo de sus ideas y a llegar a ser presidente de Sudáfrica. Primero, hay que decir que estuvo más de 20 años en prisión (ya eso le daba una altura moral invencible); segundo, cuando salió de la cárcel se consolidó como líder de un partido, el ANC (siglas en inglés) sí, su PARTIDO (al menos ese gobierno racista permitía que sus opositores tuvieran un partido que los representara). Tercero, Mandela hizo una campaña electoral muy inteligente, viajó a muchos países y se reunió con personalidades políticas de diversas naciones (del primer mundo y de todos los mundos), consiguió gran apoyo financiero, moral,  y de todo tipo. Cuarto, fortaleció su partido convenciendo a sus miembros de cambiar la estrategia, pasar de la violencia a una lucha más inteligente en el terreno legal y politico, e incluso en el cultural. Finalmente, se presentó a elecciones, sí, a ELECCIONES LIBRES, ¿suena esto raro?. Y ganó las elecciones en buena lid, se convirtió en presidente y acabó con el apartheid, o al menos con eso que se ha dado en llamar "racismo sistémico”. Cambió la historia. 

Ahora bien, me pregunto, ¿es posible algo similar en Cuba? o ¿ estamos en un callejón sin salida? El punto de apoyo inicial pudiera ser, siguiendo a Arquímedes, la existencia de libertades y derechos ciudadanos  para cambiar las cosas. En Cuba, no hay libertades cívico-políticas que permitan un espacio mínimo de oposición real-legal, no tenemos derechos legales a cambiar un sistema que no ha funcionado en 60 años; muchos pensamos que necesitamos cambiarlo, pero no podemos porque para poder lograrlo hay que primero crear un sistema democrático que establezca el derecho al pluralismo politico, elecciones libres, y construir un marco legal seguro que permita la existencia de partidos fuertes capaces de promover plataformas políticas realistas e inteligentes, hace falta que al menos uno de esos partidos tenga un cierto nivel de poyo internacional (el gobierno cubano cuenta hoy con Rusia, China, Venezuela, México, etc. y hasta la ONU). Pero volvemos al comienzo, "denme un punto de apoyo inicial suficiente y moveré al mundo”. La pregunta del millón, ¿cuál es ese punto inicial que se necesita para cambiar a Cuba de verdad (no digo reformas maquillantes)?

Habrá que salir del callejón sin salida y encontrar "el callejón de los milagros". 
Arquímides pensativo

No comments:

Post a Comment

La intelectualidad cubana anterior a 1959: ignorada y olvidada

  Excelente artículo publicado por CUBANET https://www.cubanet.org/opiniones/felix-lizaso-el-brillante-investigador-cubano-olvidado-por-el-c...