Wednesday, June 10, 2015

Biutiful Vs. Beautiful

por Olga L. Miranda






      Biutiful (2010) es el título de un largometraje mexicano-español dirigido y escrito por Alejandro González Iñárritu. La cinta, de más de dos horas de duración, fue rodada en Barcelona y también allí se desarrolla la historia. Javier Bardem (como Uxbal) es el protagonista, quién estuvo acompañado en el reparto por Maricel Álvarez (Marambra, la exesposa) y Eduard Fernández (Tito, el hermano), entre otros.
      La trama argumental del filme esta basada en la historia personal de Uxbal, quien es un hombre todavía joven, de unos 40 años, que vive de hacer negocios en el mercado negro con inmigrantes ilegales. Está divorciado de una mujer alcohólica y bipolar con la cual tiene dos hijos, Ana y Mateo. El quiere sacar adelante a los chicos por sí mismo, pero las cosas se complican fatalmente para él. Uxbal ha recibido un diagnóstico de cáncer de próstata y su muerte es inminente. Entonces, el empieza a plantearse problemas existenciales acerca de como vivir los últimos días de su vida de manera que sus hijos no queden abandonados ni desprotegidos tras su muerte. 
      La historia se desarrolla de manera cronológica aunque la película comienza por el final. Es decir, que la primera y la última escena se superponen haciendo que el tiempo sea circular. Esto crea interés por conocer el desenvolvimiento de los acontecimientos y, a la misma vez,  marca la historia con un tono trágico dede el inicio. Uxbal está acostado en la cama con su hija, sólo se pueden ver las manos de ambos; él le cuenta a ella de un anillo que fue de sus padres, sus voces son susurros, la de el es más débil y quebrada, la atmósfera es oscura y melancólica. Sin embargo, la conversación entre padre e hija transmite ternura, intimidad, amor. Uxbal habla de muerte y orfandad. Se le escucha narrar a su hija el drama de su niñez, pero no hay amargura ni rencor en sus palabras. Cuenta que no conoció a su padre porque este huyó de España muy joven cuando su madre estaba embarazada de él, y ella murió más tarde. El le entrega el  anillo a Ana, le dice que fue de su madre y ahora será de ella, lo cual hace pensar en una despedida, en un adiós definitivo. La niña coloca el anillo en su dedo, dice que es muy bonito; a los pocos minutos se le escucha llamar a su padre varias veces y este ya no contesta. Todo indica que algo terrible sucedió. Esta escena es de una gran sencillez y naturalidad, pero tiene fuerza dramática y emotiva. Acto seguido se pasa a otra escena donde aparece Uxbal solo en un lugar frío, desolado e irreal, pero, a diferencia de la primera escena, aquí hay mucha blancura y claridad. En medio de un bosque nevado y ventoso se escuchan unos disparos, se ve una lechuza muerta sobre el suelo y, de pronto, aparece un hombre muy joven con quién Uxbal sostiene un diálogo aparentemente absurdo, pero cálido y cercano. Al final, los dos se marchan, pero no se ve adonde, ambos salen fuera del foco de la cámara. Mas tarde, se sabe que este hombre es el padre de Uxbal. La primera escena deja una sospecha, la segunda crea confusión, pero ambas son de gran belleza y sensibilidad estética. 
      Desde el inicio el espectador presiente la tragedia, pero también la franqueza y el dolor del personaje; queda claro, desde los primeras imágenes, que no habrá embellecimiento ni artificio. La vida estará allí en sus formas mas descarnadas. No se verá la beautiful, sino su torcedura, su error, su deformidad, la biutiful.  Es el momento de decidir si levantarse de la butaca y escapar de la tragedia de Uxbal, o acompañar a este hombre, destrozado por la cruda realidad de su vida, hasta el final del viaje. Parece que el director quiso decir, no te prometo nada bonito, si me acompañas conocerás la fealdad del mundo, pero a cambio tendrás la hermosa profundidad del alma de un hombre, que es bueno, a pesar de todo. De ahí el simbolismo del título de la película. El resto del filme es anecdótico. Estas dos primeras escenas encierran todo el significado esencial de la historia, el drama de la vida de Uxbal está expresado allí, en en el final de su vida, en la aceptación de su destino.  Pero es necesario ver toda la historia para entenderlo. 
      Al terminar estas dos escenas aparece el título de la película, es cuando la historia realmente comienza. La vida cotidiana del protagonista se presenta en dos planos: el social y el individual. 
      En el primer caso, su vida transcurre dentro de un mundo marginal, en la cloaca de Barcelona; ciudad que es famosa por su belleza arquitectónica, su arte, su cultura, su modernidad. Sin embargo, el paisaje urbano que se aprecia en la película es diferente. Ese plano está intencionalmente marcado por una mirada crítica desde la fotografía que llama la atención sobre esa otra Barcelona pobre, de casas apiñadas, de tugurios donde viven los inmigrantes, los africanos, los asiáticos, los pobres. En muchos momentos se ven grandes chimeneas humeantes, contaminantes, típica lámparas chinas de papel medio rotas que cuelgan mecidas por el viento. También se escucha el molesto ruido de las áreas industriales y de las construcciones y se ven altas y amenazantes grúas que parece nos van a caer encima, produciendo un efecto de desfamiliriarización con ese ambiente tosco. 
      En otras escenas se observa la brutalidad de policías que persiguen a inmigrantes ilegales que andan por las calles haciendo ventas ilícitas para sobrevivir. Estas imágenes son de un gran realismo. La cámara parece correr junto a los personajes desde tomas muy cercanas; lo cual consigue un efecto de participación emotiva con los hechos. Otras tomas son lejanas, más panorámicas, en estas se ven las caras asustadas de los turistas que parecen no entender nada.  Se sugiere la irracionalidad de toda esa violencia, su fealdad, su inutilidad. Las imágenes más impactantes de la película están relacionadas con las escenas de la muerte por asfixia de un grupo inmigrantes chinos que trabajan por un salario mísero y son explotados por otros chinos sin escrúpulos. Este hecho, aunque fue un accidente, es culpa de Uxbal quien, irónicamente, fue quien compró un calentador defectuoso para que no pasarán frío. Este es un momento de clímax dramático donde el destino trágico de Uxbal es ya irreversible, sus sufrimiento es casi insoportable. En otra escena se ven los cuerpos de los asiáticos hinchados por la muerte flotando en el mar, otros tirados sobre las arenas de una playa. De fondo vemos un sol naciente casi romántico, las suaves olas del mar balancean los cuerpos, altos edificios de la bella Barcelona se ven a lo lejos como pintados con un luminosidad suave y dorada. El contraste es notable, intencional, sugerente. La moderna urbe está ajena al terrible drama humano que se vive a pocos pasos de su centro.  
      En el plano individual Uxbal se presenta como una especie de héroe marginal moderno con su andar solitario y casi quijotesco por las calles de una Barcelona que lo ignora. Pero en este caso, la locura no está en él, sino en un realidad caótica, irracional y cruel que lo aplasta. Las tomas de cámaras en close up nos hacen casi palpar el sufrimiento de este hombre, su dolor interno, su desesperación. Su rostro siempre sudado y su ropa desaliñada nos llevan a buscar su belleza más adentro y no en su apariencia externa. La oscuridad de estas tomas lo muestran como un animal acosado, pero, al mismo tiempo, muestran el conflicto interno de un hombre que no ve la luz en el camino, que lucha pero no encuentra salida. 
      Sin embargo, las escenas donde Uxbal está con sus hijos y su familia son de gran luminosidad, la luz invade el humilde apartamento, muestra la sobriedad con que vive y, sobre todo, expone la risa sincera del padre feliz. Es muy notable el hecho de que en las únicas escenas done el protagonista se ve feliz es cuando está sentado a la mesa comiendo con sus hijos, hablando con ellos, sirviéndoles la comida, escuchando sus historias del día. Estos momentos transmiten un gran humanismo y logran el efecto de identificación. La sensibilidad y nobleza de este hombre se ponen a prueba en otros momentos. Por ejemplo, en el diálogo con el policía Uxbal pide a este que lo ayude con su amigo africano para que no lo deporten, le dice que el tiene mujer e hijos. Este le contesta que el tiene que mantener a su familia también y afirma: “tu no eres la Madre Teresa de Calcuta”; le explica que el no pude hacer nada por salvar a esos inmigrantes. Es obvio que la imagen que tiene el policía de Uxbal es de que es un hombre bueno, que quiere ayudar a sus amigos, casi un santo. 
      Esta idea es sugerida visualmente en algunas escenas donde el protagonista exhibe cierto parecido con la imagen tradicional que se tiene de Jesucristo. Tal es el caso del momento cuando él está agachado como orando por el alma de Lili y su bebé que mueren en el trágico incidente por escape de gas en el sótano. El toca sus caras con gesto delicado que parece bendecirlos. Su cuerpo está encorvado por el dolor, ensombrecido, pero su mirada parece la de un santo. Esto también se aprecia en una escena donde el se desnuda en el baño y tiene puesto un pañal para no orinar sus pantalones pues ya la enfermedad es avanzada y sufre de incontinencia. Su cuerpo se ve flaco, su abdomen con el costillar marcado producen una asociación mental con el cuerpo de Jesús durante la crucifixión.
      El guión de la película no descuida en mostrar los contrastes entre la personalidad de Uxbal y otros personajes repugnantes y mezquinos como su propio hermano Tito. La escena del club nocturno es de un realismo punzante, las imágenes son grotescas. Aquí ocurre otro momento de climax donde el protagonista hace una catarsis y se muestra en toda su debilidad y sufrimiento. Mientras tanto, su hermano está al lado de él, pero ajeno a su tragedia, a su dolor. Tito está drogándose y disfrutando en un ambiente alienado y degradante. Hacia el final, Uxbal deja todo lo que tiene a la amiga africana con la promesa de que cuide de sus hijos. El muere al lado de Ana y ocurre el encuentro imaginario con su padre. Se repite la escena del inicio.

      Beautiful no es un película de entretenimiento, es una obra de arte que invita a reflexionar sobre el valor de nuestras vidas, sobre las cosas que son realmente importantes. El lenguaje narrativo de estilo realista y expresionista, apoya el contenido de la historia.

No comments:

Post a Comment